Nacionales

Trabajadores exigen cambio de directiva en Hospital Clínico Universitario


Mauro Zambrano, delegado del Sindicato de Trabajadores de Hospitales y Clínicas, denunció la realización de tres despidos injustificados a personal de la institución sanitaria ubicada dentro de la Universidad Central de Venezuela (UCV) presuntamente por ejercer el derecho a la protesta. Expuso que la directiva encargada del ente sanitario no brinda respuestas sobre temas de reivindicaciones laborales, así como infraestructura, insumos y mal estado de alimentos que se le ofrece a los pacientes

 

Caracas 10/06/15. (PS).- A las puertas del Ministerio de Salud, trabajadores del Hospital Clínico Universitario (HCU) exigieron al encargado de la cartera sanitaria del país, Henry Ventura, un cambio de directiva en el centro hospitalario. Mauro Zambrano, delegado del Sindicato de Trabajadores de Hospitales y Clínicas, destacó que de no cumplirse las peticiones de los manifestantes, incrementarán las protestas de calle.

Zambrano explicó que desde hace nueve meses, tras la renuncia de la directiva del HCU y la instalación de una gerencia encargada, no ha habido solución a problemas fundamentales como el cumplimiento de beneficios laborales, así como también persisten problemas de infraestructura y servicios, equipos, materiales e insumos básicos. “Tomamos la calle porque queremos que el ministro Henry Ventura tome decisiones. En el Clínico hasta la comida que se le ofrece a los pacientes está en mal estado, faltan reactivos, no hay mantenimiento de la infraestructura. También tenemos autoridades que atropellan y amenazan a los trabajadores y que no se reúnen con la clase trabajadora. No queremos más mesas de trabajo, queremos cambio de autoridades” afirmó.

El dirigente sindical denunció que en la institución se violentó la inamovilidad laboral, con tres despidos, presuntamente injustificados. “Tenemos despidos por protestar. Solicitamos al Ministro que ponga orden y tome decisiones. De aquí en adelante tomaremos las calles como siempre lo hemos hecho” aseveró y agregó que durante la manifestación realizada en el Ministerio de Salud no fueron atendidos por voceros gubernamentales.

Sin insumos ni contratos

Durante la protesta a las puertas de la cartera ministerial, trabajadores del Hospital Materno Infantil “Comandante Supremo Hugo Chávez” ubicado en El Valle, solicitaron a las autoridades ministeriales solventar la situación de unos 800 empleados de la institución hospitalaria, quienes aseveraron tener irregularidad en sus pagos y beneficios laborales, así como falta de equipamiento, materiales e insumos para ejercer la labor sanitaria.

Yvelis Albornoz, vocera de la masa laboral que agrupó a enfermeros, vigilantes, camilleros, personal de farmacia y laboratorio, entre otros; manifestó que desde hace dos años, época en la que se inauguró el recinto, los trabajadores, quienes obtienen sueldos inferiores al salario mínimo vigente, carecen de contratos que certifiquen su trabajo en el ente, además del pago irregular del salario y la inexistencia en la cancelación de bonos, los cuales, de manera irregular, les salen reflejados como cancelados por la directiva de la institución.

“Somos un equipo multidisciplinario, víctimas de maltratos por parte del Director del hospital y de los funcionarios de Recursos Humanos que no nos dan la cara. El personal del turno nocturno trabaja en condiciones infrahumanas, no hay casi personal, materiales e insumos, trabajamos con las uñas y además el bono nocturno no se cancela como debe ser, exigimos destitución de la directiva. Además hay deficiencias en infraestructura, se roban equipos y el personal de seguridad no tiene ni radio, los de mantenimiento tienen que sacar de su bolsillo hasta para comprar cloro, jabón o desinfectante y tener el recinto en condiciones para recibir pacientes” destacó.

 

Juan José Ojeda Díaz / Prensa de Solidaridad

@juanjoseojeda

Enviar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top 10

  Subir