Destacado

SÚMATE respalda decisión de AN de elegir nuevos rectores del CNE

Súmate acompaña y respalda la decisión tomada ayer por la Asamblea Nacional de asumir sus competencias constitucionales al dar inicio a la renovación total de la actual directiva del Consejo Nacional Electoral (CNE), como primer paso para facilitar las condiciones y garantías necesarias con el fin de que las próximas elecciones sean realmente libres, justas, competitivas y transparentes. Para lograr este cometidose requiere tiempo.

La ONG señala que al nuevo CNE electo por la AN le corresponderá una tarea titánica y ardua como es recuperar su credibilidad y ganarse la confianza de todos los sectores del país, lo cual le exige actuar con autonomía e independencia frente a los demás poderes de la República, incluyendo el Poder Ejecutivo. Para ello una de las primeras acciones que deberá acometer es la despartidización de toda su estructura de funcionamiento, incluyendo sus tres organismos subordinados como son la Junta Nacional Electoral (JNE), la Comisión de Registro Civil y Electoral y la Comisión de Participación Política y Financiamiento; las diferentes direcciones nacionales y las Oficinas Regionales Electorales (ORE) ubicadas en las 24 entidades federales de la República. Cumplido esta tarea, es cuando podría dar un trato equitativo y justo a todos los participantes en una elección y/o cualquier otra consulta.

Por estas razones, considera que esta decisión del Poder Legislativo de renovar totalmente el CNE requiere de la participación y el consenso de todos los sectores de la sociedad venezolana, proceso que le corresponde conducir al parlamento nacional, ya que según el artículo 296 de la Constitución la Asamblea Nacional es la única que tiene la competencia de elegir a los rectores del CNE: “Los o las integrantes del Consejo Nacional Electoral serán designados o designadas por la Asamblea Nacional con el voto de las dos terceras partes de sus integrantes.”

Súmate considera que el Ejecutivo Nacional debe dar señales claras que desea facilitar la resolución de la grave crisis política que atraviesa el país a través del voto, en ese sentido está en la obligación de reconocer la legitimidad de la actual Asamblea Nacional, electa por más de 14 millones de ciudadanos el 6 de diciembre de 2015, levantando la declaratoria de desacato impuesta por los siete magistrados de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en la sentencia Nº 808 del 2 de septiembre de 2016; y la decisión que impide a los tres diputados del estado Amazonas y el representante indígena por la Región Sur (Amazonas – Apure), incorporarse a la Asamblea Nacional, por parte de los cinco magistrados de la Sala Electoral del TSJ en sentencia N° 260 del 30 de diciembre de 2015.

La ONG agrega que para garantizar la independencia e imparcialidad del nuevo CNE, la Constitución establece que debe estar integrado por cinco personas, en representación de todos los sectores fundamentales de la sociedad, tres de ellos escogidos entre los ciudadanos pertenecientes a la sociedad civil, y los otros dos, uno por las Facultades de Ciencias Jurídicas y Políticas de las universidades nacionales, y el otro por el Poder Ciudadano (Fiscalía General, Contraloría General y Defensoría del Pueblo). Pero antes, exige la conformación de una instancia ciudadana denominada Comité de Postulaciones Electorales (CPE), que según el artículo 295 constitucional “estará integrado por representantes de los diferentes sectores de la sociedad”, ante la cual deben acudir todos los aspirantes a candidatos a rectores del CNE en representación de la sociedad civil, las universidades nacionales y el Poder Ciudadano. Este comité tiene la responsabilidad de abrir el proceso de postulaciones, recibir, revisar y evaluar las credenciales presentadas y está obligado a realizar la selección de los mejores ciudadanos que cumplan con los requisitos de elegibilidad establecidos por las normas constitucionales y legales, entre ellos que no sean militantes y activistas de los partidos políticos, para culminar con la elaboración de la lista final que debe presentar a la Asamblea Nacional, de la cual esta última elige a los rectores del CNE.

Para Súmate entre las primeras acciones que deberán acometer los nuevos rectores del CNE electos por la actual Asamblea Nacional, con el fin de dar claras señales de que las próximas elecciones serán libres, justas, competitivas y transparentes, destacan:

1..Convocar y realizar las elecciones presidenciales y de la Asamblea Nacional dentro de los lapsos y procedimientos establecidos en la Constitución y leyes electorales, respetando los períodos constitucionales y legales.

2.-Levantar la inhabilitación a dirigentes políticos con el fin de que puedan ejercer con libertad su derecho a ser elegidos para postularse libremente como candidatos, sí así lo desean, en los próximos procesos electorales.

3.-Revertir la decisión de ilegalización de los principales partidos políticos de oposición, entre ellos Acción Democrática (AD), Primero Justicia (PJ), Voluntad Popular (VP) y Un Nuevo Tiempo (UNT), y permitir nuevas inscripciones de formaciones políticas, con el fin de que puedan participar en los próximos comicios, sí así lo consideran sus directivas y militancia.

4.-Solicitar al Ejecutivo Nacional y demás poderes del Estado bajo su tutela el respeto a la libertad de expresión y el acceso libre a la información plural de forma oportuna, veraz e imparcial, derechos establecidos en los artículos 57 y 58 de la Constitución; y el levantamiento de bloqueos y ataques informáticos a medios digitales, y cierre de medios radiales y de señales de televisoras internacionales, entre otras; para que todos los actores políticos puedan hacer campaña y promover sus ofertas con total libertad y tengan el mismo acceso a los espacios de medios públicos.

5.- Prohibir y sancionar el uso de los bienes y recursos del Estado en favor de una parcialidad política.

6.-Prohibir y sancionar la compra de votos, mecanismo aplicado de forma pública en las fraudulentas Elecciones Presidenciales del 20 de mayo de 2018.

7.-Prohibir el uso del mecanismo de control social “carnet de la patria”, utilizado para la coacción e intimidación de los electores, con el fin de que voten en contra de su voluntad.

La ONG reitera que la elección de un nuevo CNE por parte de la Asamblea Nacional, acorde con lo establecido en la Constitución y la LOPE, es una de las primeras acciones que se debe acometer dentro del rescate de la institucionalidad y del respeto al Estado de Derecho, y los ciudadanos debemos acompañarla y respaldarla, sobre todo para lograr que las próximas elecciones vuelvan a ser libres y competitivas, y que se respeta la decisión de la mayoría de la voluntad popular expresada a través del voto.

 

Enviar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Subir