Destacado

Rafael Ramírez revela por qué la “constitución secreta” de la ANC pretende eliminar PDVSA

Foto: PDVSA

Opinión / Rafael Ramírez. Por una incontinencia verbal de un constituyente nos enteramos, así, de casualidad, que la Asamblea Nacional Constituyente, entre algunas de las disposiciones del borrador de la “constitución secreta”, que sólo algunos de ellos, pero muy pocos, conocen, contempla la eliminación de PDVSA.

Aunque dicen que no es más que una “propuesta académica”, la misma avanza en la recién creada “Comisión de Reestructuración de PDVSA”, y es impulsada, nada más y nada menos que por el “Coordinador de la Comisión de Energía de la ANC”; así se pretende eliminar a PDVSA, declararla en “quiebra”, para crear o sustituirla por una “Corporación Energética de Venezuela”.

Al parecer, alguno de los “asesores estrellas” del gobierno, ha recomendado esta fórmula para evadir los compromisos financieros y deudas de PDVSA, es decir, para cometer un fraude, que, además, no tiene viabilidad en el mundo real, sólo en el mundo de fantasía del madurismo, donde el “petro” existe y la inflación no.

Probablemente los genios de esta propuesta, además de pretender evadir los compromisos financieros y deudas de PDVSA, también quisieran eliminar, así, de una vez, las deudas y compromisos financieros de “Corpoelec”, que son inmensos, al punto que sus estados financieros nunca han podido presentarse, ni auditarse.

Alguien le diría a Maduro y los cinco que conducen este país al infierno, que, de esta manera, no sólo se evade pagar los préstamos internacionales, deudas internas, compromisos financieros, sino que, de paso, se “quitan de encima” las deudas laborales, prestaciones, jubilaciones, liquidaciones de los miles y miles de trabajadores del sector. “Listo”, salimos de todos los problemas que enfrentan los administradores de estas empresas del Estado, vaya “gerentes” estos. Es su mundo de fantasía, de desconexión con la realidad, su ignorancia e irresponsabilidad.

Por ello, no contentos con destruir, privatizar y entregar lo que puedan de PDVSA y el petróleo, ahora pretender eliminar de un plumazo, el patrimonio empresarial y económico mas importante del país: PDVSA, unificando bajo esta nueva “Corporación Energética de Venezuela”, todas las actividades y empresas vinculadas a la “energía”, como “Corpoelec”, “Carbozulia”, etc.

Como si los gerentes y presidentes al frente de PDVSA y “Corpoelec” en este triste período madurista, no hubiesen demostrado suficientemente su estruendoso fracaso en administrar y conducir tales corporaciones, inmensas, complejas en sí mismas y completamente distintas, ahora pretenden unificarlas en una sola “Corporación”. ¿Será posible tanta irresponsabilidad y torpeza en la conducción del gobierno? Pues sí, más de lo que jamás imaginamos.

Esta propuesta obvia y acaba de un plumazo con un principio fundamental de nuestra posición como país productor de petróleo: el petróleo es un recurso natural, que se agota, que está en el subsuelo, en nuestro territorio, su manejo y explotación está estrechamente vinculado a la soberanía del país.

Un recurso escaso en el mundo, que nos convierte en un país clave en la geopolítica mundial, un recurso que debemos administrarlo en beneficio de nuestro pueblo, y por ello tiene un régimen Fiscal específico y muy estricto, que por ello existe el concepto de Regalía e Impuesto de Extracción a favor del Estado, que logramos, del 33.33% del valor de mercado, y que tiene un régimen impositivo distinto al resto de las actividades económicas del país, del 50% sobre la ganancia, y que por esa vía el Estado capta una renta internacional para sostener la economía del país, y luego distribuirla a favor del Pueblo.

Seguro saben estos “académicos” de la Asamblea Nacional Constituyente, que el concepto de una “Corporación Energética Global”, era el objetivo de la nefasta “Apertura Petrolera”, de los “tanques pensantes” de los grandes países consumidores, porque por esa vía, “aplanan”, “reducen”, modifican el Régimen Fiscal petrolero y abren el sector a favor del capital privado internacional, por esa vía “globalizan el recurso”, y por ende, vulnera nuestra soberanía, el control sobre nuestro territorio y recursos naturales, nuestra soberanía jurisdiccional.

No entienden estos señores que una cosa es producir petróleo y otra generar electricidad, son procesos distintos, negocios distintos, el valor del petróleo lo marca el mercado internacional del petróleo, la tarifa eléctrica no. Que si se le carga a PDVSA los inmensos costos e ineficiencias, o los subsidios de “Corpoelec”, la terminan de hundir. No entienden que la electricidad está sujeta a otros impuestos, subsidios de todo tipo, es un servicio público, se maneja con otros criterios.

¿Es que no es obvio acaso que “Corpoelec” es un desastre? Que a duras penas se ha sostenido por el tremendo esfuerzo en inversiones que hizo PDVSA para adquirir Plantas Termoeléctricas de última generación, para suministrar gas en todas las ubicaciones que solicitó “Corpoelec” y que eso fue un extraordinario esfuerzo en tendidos de cientos de kilómetros de gasoductos, por todo el país, y que aún así, “Corpoelec” no ha sido capaz de prestar un mínimo del servicio que el país requiere. Que hay apagones constantes en todo el país, a pesar que la continua desaceleración de la economía y la caída del PIB, han provocado una disminución abrupta de la demanda de electricidad.

¿Es que no es evidente que la gestión de PDVSA ha sido un caos? La producción de petróleo ha caído en 1,9 millones de barriles día desde el 2014 hasta lo que va de este año, que han desmantelado sus capacidades operativas, han desmembrado, encarcelado y perseguido sus liderazgos y equipos técnicos. Las refinerías operan a baja capacidad, igual, los mejoradores. ¿Ahora le van a enquistar a “Corpoelec”, para terminar de liquidar a PDVSA?

¿Cómo llamar a estos “Académicos” sino entreguistas? ¿Cómo no llamar irresponsable a la ANC si permite que esta propuesta avance en su seno? ¿Cómo no llamar traidores a las maduristas y al gobierno, que han estimulado esta orientación antinacional en el sector petrolero?

Por eso, el Comandante Chávez (y ésto parece que ya no le importa al PSUV), nunca dejó que se acercaran al sector petrolero de la Revolución ¿Nadie se ha hecho esa pregunta? ¿por qué el Comandante jamás dejó que estos inocentes “académicos” estuvieran en su gobierno, en el sector petrolero? Chávez los conocía, de dónde venían, quiénes eran. Ahora están con Maduro y destrozan la obra del Comandante.

La gran pregunta es ¿Por qué eliminar PDVSA? Nuestra empresa nacional, al servicio del pueblo, con una presencia internacional y un prestigio innegable, un posicionamiento indudable en el mercado petrolero internacional, hasta el año 2013 siempre estuvimos entre las cinco grandes empresas petroleras del mundo. Por qué destruir el brazo ejecutor, el operador nacional para desarrollar, explotar nuestras inmensas reservas de petróleo, las más grandes del mundo. Una empresa emblemática de Venezuela en el ámbito internacional, una empresa arraigada en el sentimiento nacional.

El hecho de que Maduro y sus distintos Presidentes y Juntas Directivas de PDVSA hayan destrozado a la empresa, y no sean capaces de conducirla, no quiere decir que haya que eliminar a PDVSA, en todo caso, lo que indica, es que el problema de PDVSA está en Miraflores, Maduro debe hacerse a un lado, dejar el gobierno, renunciar, para no seguir destrozando al país.

Pero además, por qué destruir la obra del Comandante Chávez y la Revolución. Estamos claros que Maduro detesta a la “PDVSA Roja Rojita” y a sus trabajadores, su historia, su prestigio, el amor y respeto que el Comandante siempre le expresaba, sabemos que detesta su gestión exitosa, su cercanía con Chávez.

Pero, un Jefe de Estado, debe anteponer el interés del país a sus problemas personales, complejos o inseguridades. El País y la historia reclaman un poco de compostura, equilibrio, al momento de tomar decisiones que siguen comprometiendo nuestro futuro, no se puede gobernar con la bilis. Es muy grave.

Veamos algunos datos de PDVSA para diciembre del 2003, de sus estados financieros auditados: ingresos de 134.000 millones de dólares; ganancia integral de 12.907 millones de dólares; Activos por 231.120 millones de dólares; Propiedades, plantas y equipos por 129.831 millones de dólares; Inversiones por 23.530 millones de dólares; Patrimonio 84.486 millones de dólares. Quinta empresa petrolera del mundo, por encima de BP, Shell, Chevron, Total, Gazprom, según la “Petroleum Intelligence Weekly”.

Reservas probadas de petróleo al 2013, de 298.353 millones de barriles de petróleo, 197 trillones de pies cúbicos de gas; 3.015 millones de barriles día de producción de petróleo crudo y LGN; 7.395 Millones de pies cúbicos días de gas; 2.425 millones de barriles día de exportación; 703 mil barriles día de combustibles al mercado interno; 2.822 millones de barriles día de capacidad de refinación internacional y 1.303 millones de barriles día de capacidad de refinación en Venezuela.

Lo más importante, al 2013, PDVSA tenía 118.288 trabajadores petroleros, altamente moralizados, conscientes, comprometidos, los que derrotaron el Sabotaje Petrolero, los que levantaron la producción, los que acompañaron al Comandante Chávez en la guerra contra la miseria y la exclusión, los que garantizaban el control de nuestro principal recurso natural, nos costó mucho trabajo y esfuerzo, formarlos, movilizarlos, hacer nuestro trabajo gratificante, constructivo, con humildad junto al pueblo, solidario, honesto, despertando en todos ellos la conciencia del deber social.

Además, PDVSA aportó a la Nación, entre 2001-May 2014, por concepto de Regalías, Impuestos sobre la Renta, Dividendos, Programas Sociales, Fondespa, Fonden: 476.607 millones de dólares.

PDVSA ha sido, en tiempos de Revolución con Chávez, la punta de lanza, la vanguardia, para desbaratar la hegemonía capitalista en el país, acabar con la dependencia, para ensayar una industrialización nacional de los hidrocarburos, la soberanía tecnológica, apoyar al Poder Popular, para avanzar en los Proyectos mas ambiciosos del país: el Proyecto Gran Mariscal de Ayacucho en el Oriente del país y la Faja Petrolífera del Orinoco, esa inmensa extensión de territorio, casi despoblado pero que concentra la acumulación de hidrocarburos más grande del planeta, y desde donde planteamos un inmenso proyecto, junto al Mariscal Sucre, que ayudarían a desconcentrar a nuestra población y crear nuevas capacidades, para superar el modelo rentista petrolero, por nuestro modelo propio, socialista, Bolivariano.

Por otra parte, PDVSA, se convirtió en poderoso brazo, subordinado a la geopolítica del Estado Venezolano, para multiplicar nuestra presencia en El Caribe, Sur y Centro América, China, Rusia, India.

Ese es el gigante que ahora un grupo de irresponsables quieren eliminar. Están creando las condiciones para terminar de barrer con nuestra Política de Plena Soberanía Petrolera, al destruir y entregar nuestro operador nacional, nuestra empresa nacional, la única empresa nacional que puede hacerle frente al interés transnacional, contrapeso a cualquier empresa petrolera del mundo.

Todo ésto sucede de espaldas al país, en secreto, yo lo dije en mi artículo “La línea Roja”, no podemos permitir que la ANC, vulnere los principios fundamentales de nuestra Constitución, de nuestra visión del país. En este caso, la propuesta “académica” de la ANC, vulnera nada mas y nada menos que los artículos 302 y 303 de la Constitución, que reservan la actividad de los Hidrocarburos al Estado Venezolano y a Petróleos de Venezuela, PDVSA, como su operadora nacional.

Lamentablemente, nada se discute, todo es secreto, todo el desmontaje del país, su destrucción, su entrega, sucede entre el silencio de los cobardes, de los acomodaticios, de los que esperan resistir la invasión y no se dan cuenta que el enemigo está a su espalda, azuzando la guerra y entregando el país.

En este tema, como en muchos otros, pero en este relativo a la disolución de PDVSA, en especial, los trabajadores tienen la palabra. Hasta ahora lucen desconcertados, dispersos, desmovilizados, ante los ataques y el desmontaje de la Política Petrolera del Comandante Chávez.

Se que han sido perseguidos, reprimidos, se ha impuesto el miedo, la mentira, el descredito, la incredulidad ante el hecho evidente de que lo que sucede no es un error, sino que es una orientación definida del gobierno, un “golpe de timón” pero a la derecha.

Se ha cedido al chantaje, la amenaza, vuelve a funcionar en la empresa la misma parálisis y “cultura corporativa” que dio pié al Sabotaje Petrolero, habría que estudiar y discutir cómo este fenómeno se vuelve a repetir y por qué. ¿Dónde quedó Chávez?, ¿qué hicieron con su mensaje y sus enseñanzas? Tanto que luchó Chávez, para que algunos se sientan con derecho a traicionar la revolución.

Pero ahora, el ataque es más frontal, más claro, más directo: van a liquidar a nuestra empresa, eliminar a PDVSA, ya el sector no será mas lo que alguna vez conocimos. Ustedes tienen la palabra.

El “Rojo Rojito” nos lo ganamos en batalla, en Revolución, con Chávez, era un honor, un prestigio. Ahora se vuelve al azul de la entrega, de la nada, de espaldas al pueblo.

Los Constituyentistas, la ANC, tiene que levantar la mirada y no aceptar, que, con su silencio, se trate de legitimar un Golpe contra Chávez, su política, su legado. Vamos rumbo a la restauración del capitalismo, así, paso a paso, entre el caos y la mentira. Con cada ley entreguista ante la que se guarda silencio y un proyecto de Constitución secreto, que se discute entre pocos, que redacta los otrora mas rabiosos detractores del Comandante Chávez. Que cada quien asuma su responsabilidad.

El país, todo, de cualquier posición, tendencia, punto de vista, más allá de su rabia, su inconformidad, mas allá del odio y la consigna, o las matrices del “tuiter”, que entiendan que lo que pretenden hacer es muy grave. Van a liquidar nuestra mejor empresa, es una empresa muy fuerte, con muchos recursos, muchas posibilidades, pero pésimamente administrada. El desastre del madurismo y su gobierno no es razón para destruir, entregar y liquidar a PDVSA, se remata la Patria ante nuestros propios ojos.

Hay que movilizarse, desenmascarar y detener este intento, este paso, uno más, hacia la entrega de nuestro futuro. Ellos harán lo que sea para mantenerse en el Poder, nosotros tenemos que hacer lo que sea para defender la Patria. Con Chávez Siempre ¡Venceremos!

Rafael Ramírez revela por qué la “constitución secreta” de la ANC pretende eliminar PDVSA
Enviar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Subir