Destacado

Pasos a impulsos del corazón ó La debilidad de Dios Padre, artículo de monseñor José Manuel Romero Barrios

Jesus Heals A Blind Man

Monseñor José Manuel Romero Barrios, obispo de la Diócesis de El Tigre. Por los caminos. Pasos a impulsos del corazón ó La debilidad de Dios Padre

La santa Biblia nos presenta a Dios Padre «rico en misericordia» par todos los que le buscan con sincero corazón. Para los autores bíblicos la cuestión a dilucidar no es ¿Quién es Dios?, sino lo fundamental es ¿ Cómo actúa Dios? Y describe su atención perdonando. 

En el libro del Éxodo 32, 7-14 YHWH Dios amenaza con borrar de la faz de la tierra a un pueblo testarudo, cabeza hueca. Y le ofrece a Moisés ser la cabeza de un pueblo nuevo. Menos mal que Moisés no pisó ese peine. 

Los autores bíblicos presentan a Moisés intercediendo ante YHWH para que aleje su cólera. Qué bella imagen: un hombre pecador, una criatura, una «lombriz de tierra» pidiendo al Creador que perdone al pueblo ¿Cuál es el pecado? Que se ha construido un becerro de oro. Y el texto finaliza afirmando «y YHWH alejó su cólera «.

El gran líder convence al Creador con el recuerdo de los patriarcas a quienes YHWH les hizo las promesas. El pueblo infiel pierde la memoria de compromisos apenas contraídos en la alianza. Sin embargo Dios es «el que se acuerda» y Moisés en su audaz plegaria de intercesión, se acoge precisamente a esa memoria de Dios.

La Virgen María en el Magnificat, cantará que Dios Padre, en vez de recordarse de las culpas, se acuerda «de su misericordia» ( Lc. 1-54).

Moisés recurre a la «debilidad» de Dios para vencer la testarudez de un pueblo pervertido. 

En la parábola del Hijo Pródigo ( llamada también, del Padre Misericordioso) la nota de la debilidad de Dios Padre es acentuada con detalles: el padre que no castiga al joven; la podredumbre en la que cae el joven; el anciano padre que corre (¡¡un anciano corriendo!!); los gestos del vestido nuevo, del anillo, de las sandalias (los esclavos andaban descalzos; los libres tenían calzados), etc.

Cada Domingo se lleva a cabo la reunión de los pecadores y pecadoras que desean encontrarse con Jesucristo; de aquellos que necesitamos de su Palabra que nos sane y nos salve. En ese encuentro dominical, los pecadores suplicamos al Señor Jesús que tenga piedad de nosotros y del mundo entero.

La tarea intercesora de Moisés por el Israel del primer pacto se prolonga en el Israel del segundo pacto en la figura de los santos y santas, ellos » nos estimulan con su ejemplo y nos ayudan con su intercesión » 

+José Manuel. Obispo 15-09-2019.

Enviar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top 10

  Subir