Destacado

Nancy Pelosi ocupa el tercer cargo representativo más importante en Estados Unidos

El Congreso de EEUU sesionó el jueves con su nueva composición, marcada por una mayoría demócrata en la Cámara de Representantes y por una diversidad y presencia femenina inéditas en su historia.

La recuperación por parte del Partido Demócrata de la cámara baja marca un dramático cambio de poder en el Capitolio, a menos de dos años de la asunción de Donald Trump en la presidencia de los EEUU.

En relación a la composición de las cámaras, ambos partidos han aportado para que la cantidad de mujeres bata un récord histórico, al tiempo que será la primera vez que jurarán congresistas musulmanes, como Rashida Tlaib, de Michigan.

También jurarán las nativas americanas Sharice Davids y Deb Haaland, más las latinas y las afroamericanas. También asumirá Alexandria Ocasio Cortez, de Nueva York, la primera congresista menor de 30 años. 

El secretario de la Cámara golpeó el martillo el jueves para indicar que la cámara estaba en sesión, con 235 demócratas y 199 republicanos recitando el juramento de lealtad, antes de la votación que consagró a Nancy Pelosi como presidenta de la Cámara.

En efecto, Pelosi, de 78 años, recuperó el cargo que ocupó entre 2007 y 2011, vestida de fucsia con una sonrisa llena de emoción. Se trata del tercer cargo representativo más importante en Estados Unidos, después del presidente y del vicepresidente.

El nuevo Congreso va tener una vocación unificadora y va a “debatir y hacer avanzar las buenas ideas, sin importar de donde vengan”, de acuerdo con Pelosi, según los extractos de su discurso publicado con antelación.

“Con este espíritu, los demócratas le vamos a ofrecer a la Comisión de Asignaciones republicana del Senado una reapertura del gobierno, para cumplir con las necesidades del pueblo estadounidense y la protección de nuestras fronteras.

Madre de cinco hijos y con nueve nietos, Nancy D‘Alesandro nació el 26 de marzo de 1940 en Baltimore (Maryland) en el seno de una familia católica marcada por la política.

Graduada de Trinity College en Washington, se mudó a San Francisco con su esposo, Frank Pelosi, quien hizo una fortuna en bienes raíces y finanzas. Subió los escalones del Partido Demócrata y esperó que sus hijos crecieran para ganar, a los 47 años, su primera elección a la Cámara en 1987.

Con información de Infobae.

Enviar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top 10

  Subir