Nacionales

Diputado Cordero y su análisis de la impugnación: “Tendrá la Fuerza Armada que definir”

Imposibilidad de explicar nacional e internacionalmente, que los magistrados del máximo tribunal del país designados el 23 de diciembre de 2015 gozan de legalidad. Con esta introducción inició su diagnóstico acerca de la sorpresiva impugnación de los juristas hecha por la Fiscal General, Luisa Ortega, el diputado a la Asamblea Nacional y politólogo, Héctor Cordero.

El parlamentario por el estado Anzoátegui asegura que el presidente Nicolás Maduro huirá hacia adelante, como lo ha venido haciendo. Pero no por eso deja de expresar lo que “debería” ocurrir en nuestro país.

“Sabes qué es lo que debe ocurrir ya, la renuncia de Maduro por haber pervertido la institucionalidad de este país, haciendo pasar a los magistrados por encima de la Constitución. En honor a Venezuela y por haber engañado a su gente, debe decir ´yo me voy´, renuncio, eso es lo que debería pasar”.

Los militares

Asegura que el gobierno hará caso omiso a lo dicho por la Fiscal General. “No solo es la Asamblea Nacional que los desconoció a mediados del 2015, sino que ahora también la Fiscalía que está actuando institucionalmente”.

El politólogo de la UCV plantea varios escenarios políticos en el que el componente militar podría tener protagonismo.

Tendrá la Fuerza Armada que definir, si sigue avalando la inconstitucionaliad, a un gobierno que se sostiene por encima de la ley o decir, señores aquí hay que ordenar el país y cada quien debe asumir su rol. Estos magistrados deben irse y los que nombre la Asamblea en los próximos días deben asumir su cargo; retornar a los diputados de Amazonas, permitirle el acceso a los diputados del Psuv y que los 8 o 9 que ya no están votando a favor de Maduro, puedan también ejercer su presencia en el Parlamento y contribuir con el rescate de la institucionalidad”.

Enviar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top 10

  Subir