Destacado

Despedidos de Corpoelec solicitan reenganche en Inspectoría de El Tigre

Los trabajadores de Corpoelec que fueron despedidos el viernes 1° de febrero por manifestar en contra de la crisis económica, introdujeron la solicitud de reenganche en la Inspectoría del Trabajo, sede El Tigre.

“Hacemos el trámite administrativo para solicitar el reenganche de todos los que fuimos injustamente despedidos por la Corporaicón Eléctrica Nacional por haber realizado una protesta el pasado 30 de enero, en contra de la miseria y el hambre que padecemos todos los que trabajamos en Corpoelec”, expresó Enzo Rojas, uno de los 12 afectados.

Juan Ortiz, abogado defensor, explicó que de acuerdo a lo establecido en la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras (LOTTT), el inspector es el funcionario del Estado venezolano llamado a calificar “la falta que presuntamente haya cometido el trabajador”. Agregó, que el lunes acudirá nuevamente a esta instancia para conocer el curso de la solicitud interpuesta. Además de Ortiz, en el acto de reclamo estuvo presente Gloria Ron, en representación del Colegio de Abogados.

En total fueron 9 despedidos y 3 jubilados sin solicitarlo: Kimberly Medrano (6 meses en la empresa); Karen Álvarez (10 años); Janine Saudin (19 años); Tamara Hernández (10 años); Metsi Quijada (10 años); Marilegne Moreno (23 años); Enzo Luis Rojas (9 años); Juan Gabriel Rivero (19 años); Alexander Rossitto (24 años); María Vásquez (28 años) jubilada; Deyanira Reyes (28 años) jubilada y Enzo Rojas Bermudez (32 años) jubilado.

“Hoy estamos recibiendo la feliz notificación por parte de los irresponsables que acabaron con nuestra empresa Corpoelec. Tengo en mi mano, mi bandera tricolor, mi arma de protesta, para seguir elevando la voz de protesta, no podemos seguir manteniendo la industria eléctrica con el poquito sueldo que ganamos”, expresó Alexander Rossitto al salir con su carta de despido el pasado viernes.

“Es una carta de jubilación con sabor a despido. Tengo 50 recién cumplidos y por ley podía seguir hasta los 60. Es una jubilación forzada”, dijo Rojas quien explicó que el argumento utilizado por Corpoelec fue falta de probidad y moral en el trabajo.

Enviar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top 10

  Subir