Destacado

Del 20 de julio al 1º de agosto: Todo lo que debes hacer y evitar con Mercurio retrógrado

Del 7 de julio al 1º de agosto, el planeta Mercurio entra en un fenómeno conocido como retrogradación. Debido a la velocidad rotacional de los planetas produce un efecto óptico en el que parecería detener su paso por el cielo, e ir en retroceso. Se trata de la segunda edición de Mercurio retrógrado de este año 2019, ya que el primero ocurrió del 5 al 28 de marzo en Piscis.

Se le presta especial atención a este fenómeno, porque este astro rige aspectos cotidianos como la comunicación, los medios de transporte y nuestros procesos de pensamiento, de acuerdo con la revista Cosmopolitan.

Mercurio es el planeta que se mueve más rápido y por eso es el más ocupado de los planetas del zodiaco, afirman en Horoscopo.com. La paciencia y precaución no se cuentan entre sus fortalezas. Sin embargo, cuando entra en su tránsito retrógrado nos encontramos, sin darnos cuenta, revisando y reevaluado lo que hacemos. Es decir, cualquier acción que involucre el prefijo “re” es bueno, por ejemplo, rehacer, revisar, repensar, reescribir, renovar, e incluso, aunque no sea un prefijo, nos toca en muchos casos reparar, especialmente carros, computadoras, artefactos eléctricos o conexiones en general.

Los tres retrocesos de Mercurio durante el año 2019 ocurren predominantemente en signos de agua. Por naturaleza, el agua es receptiva, el agua no tiene forma en sí misma, sino que toma la forma de lo que la contiene, de manera que lo más interesante ocurre debajo de la superficie. Para comprender mejor este tránsito, primero es importante tomar en cuenta su recorrido.

Fechas clave:

Julio 7: Mercurio se estaciona en Leo y comienza a retroceder, es decir, a regresar hacia el signo de agua Cáncer. Julio 20: Mercurio entra a Cáncer y su primer encuentro importante lo tiene al conjuntar al sol el día 21 de julio. Agosto 1: Mercurio se torna directo en Cáncer para comenzar su recorrido hacia Leo.

Con el retroceso en un signo de agua tan sensible como Cáncer, podemos empezar a sentir que algo diferente está pasando incluso antes de lograr entender lo que es exactamente.

Mercurio retrógrado se traduce en contratiempos, lentitud, dudas, reflexión e introspección y problemas de comunicación.

* Evita enviar mensajes, habla directamente para evitar ser malinterpretado.
* Organízate mejor para evitar cualquier problema de transporte.
* Pospón las compras importantes y contratos durante este periodo y revisa las facturas por probables cobros erróneos.

Durante las próximas tres semanas se requiere de paciencia para navegar a través de estos pequeños obstáculos que realmente nos ayudan a crecer. Para los signos de agua (Cáncer, Escorpio y Piscis) la clave no es controlar los cambios de hogar, familia o amigos cercanos, sino como reaccionamos ante ellos. Incluso es ideal para conocer nuevas personas. Lo opuesto al agua, son los signos de fuego (Aries, Leo y Sagitario) si puedes tomar un tiempo de calma sería lo ideal—en vez de pensar en tus objetivos personales trata de apoyar a los demás. Los signos de tierra (Tauro, Virgo y Capricornio) pueden aprovechar la oportunidad de dejar su practicidad de lado y fluir—permítanse tanto sentir tanto como pensar. Finalmente y no menos importante, los signos del elemento aire (Géminis, Libra y Acuario) deben de bajarle el ritmo al paso, y se darán cuenta de que las cosas funcionan bien sin necesidad de ponerles demasiada presión. El próximo Mercurio Retrógrado: del 31 de octubre al 20 de noviembre en Escorpio.

Enviar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Subir