Anzoátegui

Cinco funcionarios de Protección Civil piden reenganche ante la Inspectoría del Trabajo en El Tigre

Un paramédico profesional y dos técnicos auxiliares de paramédico, denunciaron este martes ante la Inspectoría del Trabajo que fueron desalojados a las 3 de la madrugada del sábado de la sede de Protección Civil Simón Rodríguez, ubicada en el sector Pueblo Ajuro.

Afirman que tras abrir el portón a un compañero del Fondo de Transporte, dirección que funciona en el mismo sitio, se desencadenaron eventos en los que no fue posible la mediación con Jesús Carrión, director de PC.

A este grupo de tres trabajadores, se suman dos auxiliares más, a quienes se les negó el acceso a sus puestos de trabajo el día domingo cuando les correspondía asumir la guardia.

Versión de los afectados. Luis Díaz, Eliecer Lara y Karbely Salcedo, todos con más de un año en la institución de rescate, estaban de guardia el sábado 18 de mayo. Un compañero del Fondo de Transporte llegó a medianoche afirmando que estaba cumpliendo años y les brindó un trago de licor.

“Reconozco que no fue correcto aceptar el trago y tampoco debimos darle acceso al trabajador de transporte. Eso se lo comenté al director pero no se podía hablar con él”, expresó Díaz, paramédico profesional.

Explicó que pocos minutos después de recibir la visita del cumpleañero, aproximadamente a las 12 am llegó a la sede Jesús Carrión. Al ver la botella comenzó a hacer reclamos airados.

Los tres trabajadores fueron despachados a las 3 de la madrugada luego de firmar un acta de amonestación de dos hojas en las que aparecían sus nombres y admitían haber ingerido bebidas alcohólicas. “Casi nos roban, a mi no me quitan el teléfono porque mi compañero lo escondió en la bota”, expresó Salcedo, en rechazo a la hora y la forma en la cual fueron desalojados.

Al día siguiente, Erianny Mirabal y Francis Villanueva llegaron para asumir la guardia pero les negaron el acceso a la sede.

“La jefa de operaciones, Rosmary Morales, nos hizo pasar luego a su oficina y nos explicó que no podíamos laborar porque habíamos estado en una fiesta la noche anterior y le dijimos que no entendíamos a qué se estaba refiriendo”, relató Mirabal.

Les informó que su caso lo lleva la dirección de Recursos Humanos y este martes conocerían más detalles. Hoy, Elianet Romero, jefa de ese departamento sacó amonestaciones para Mirabal y Villanueva.

“Nos negamos a firmar porque no estuvimos presentes. En ese momento entró Carrión con la jefa de operaciones, él se molestó porque no quisimos firmar y se puso a gritar, diciendo que todos estábamos destituidos del cargo”, agregó Mirabal.

“Como la jefa de operaciones ya conoce las reacciones del director, se lo llevó de la oficina”, indicó la trabajadora.

Posterior a eso, fue la encargada de RRHH les comunicó que se trataba de un despido verbal inmediato.

“Nos aseguró que la institución no tenía la obligación de darnos un papel con esa notificación. También nos recomendó que renunciáramos, porque sino iba a ser peor para nosotros, que nos iban a rayar para no conseguir trabajo en ningún otro sitio”, contó Mirabal.

Acta modificada. Mirabal y Villanueva observaron este martes que el acta que firmaron sus tres compañeros el sábado, había sido modificada.

“En la primera página ahora aparecen también nuestros nombres, en la segunda solo aparecen las firmas de ellos tres”. Aseguraron que agotarán todas las instancias para denunciar el atropello y la difamación en su contra.

Versión del director de Protección Civil Simón Rodríguez. Consultado por este caso laboral, Jesús Carrión indicó a nuestra redacción que había recibido denuncias en reiteradas ocasiones, del supuesto consumo de licor dentro de la sede.

Afirmó que en esta oportunidad llegó a la institución y vio a través de una ventana, a uno de los funcionarios con la botella en la mano. “Les pregunté cuál era el motivo de la celebración y les pedí que me abrieran el portón”.

Habían puesto la botella detrás de una ambulancia, afirmó el director. Dijo que no fue la única, que tiene en su poder dos botellas como prueba de la infracción.

En cuanto a las dos funcionarias que denuncian que son involucradas en la amonestación del sábado, Carrión aseguró que estaban escondidas en una fosa donde realizan cambio de aceite a los vehículos. Sin embargo, no mencionó haberlas intentado desalojar como a los otros tres trabajadores.

“La operadora de radio, de apellido Machiques, registró la entrada de las dos funcionarias ese día”. El funcionario aseguró que esta trabajadora también será destituida.

Carrión explicó que la central telefónica está dañada y tenía que comunicarse con los funcionarios de guardia. Por eso acudió a medianoche hasta el lugar.

También expresó que está en conocimiento que los trabajadores fueron hasta la Inspectoría del Trabajo para solicitar un reenganche. Aseguró que presentará las pruebas para evitar que eso suceda.

Enviar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Subir