Destacado

Casi el doble: Cauchos se hacen incomprables para taxistas y transportistas tigrenses

Foto: Yemmy Jiménez

Yemmy Jiménez

El Tigre. El sector automotriz tanto público como privado se ve afectado por la escasez de cauchos, además de los elevados costos que exhiben cuando reaparecen en el mercado.

Las ventas de cauchos también se han visto perjudicadas, ya que los nacionales tienen poca producción y los importados se hacen inalcanzables.

Erika Bompart, encargada de una veta de cauchos Bridgestone – Firestone, explicó que desde hace dos años aproximadamente, se viene agudizando esta crisis en la escasez de cauchos. El negocio que ella dirige recibe una dotación mensual del producto nacional, mientras que el importado hace tiempo no lo ven.

Dijo además, que la dotación que reciben es insuficiente, ya que les llegan apenas de 5 a 10 cauchos por medida y no duran a la venta ni 2 horas, a pesar de que no son nada económicos.

COMPARACIÓN PRECIOS SEPTIEMBRE – OCTUBRE

Manifestó que los cauchos rin 13 que llegaron en septiembre, se vendieron en 520 mil bolívares y ya para el mes de octubre se ubicaron en 800 mil bolívares, sin incluir el Impuesto al Valor Agregado, IVA. Los rin 14 tenían precio en septiembre de 800 mil bolívares y en octubre llegaron en 1.200 mil bolívares. Los rin 15 en septiembre se vendieron en 1.250 mil bolívares y en octubre 2.060 mil bolívares, casi el doble.

Manifestó además, que antes los conductores dejaban los cauchos viejos, pero ahora “ni las chivas las están dejando”, ya que pueden usarlas luego o hasta venderlas y recuperar algo de la inversión.

Un trabajador de una cauchera que prefirió no identificarse, explicó que los cauchos usados tampoco significan una ganga para los usuarios. “Una chiva te la quieren vender hasta en 150 o 200 mil bolívares”, mientras que los llamados cauchos media vida, pueden ubicarse hasta en 500 mil bolívares.

Carlos Ramírez, taxista informal, manifestó que debió parar su carro porque los ingresos no le daban para reemplazar cauchos y seguir trabajando. “Para poder cambiar los cuatro cauchos debo tener al menos 5 millones de bolívares, que trabajando fuerte un mes, no me los gano”, dijo.

La situación de Ramírez se replica en otros conductores del transporte privado y público. Recientemente el Bloque de Transporte Simón Rodríguez, alertó que al menos el 70% de la flota de vehículos con los que cuenta el gremio está inoperativo, en su mayoría por falta de cauchos y baterías.

Casi el doble: Cauchos se hacen incomprables para taxistas y transportistas tigrenses
Enviar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Subir