Destacado

Bomba de agua para el hospital y compresor para la morgue, instaló la Gobernación de Anzoátegui

Foto: Nilsa Varela Vargas

Este sábado arribó la nueva bomba electrosumergible al Hospital de El Tigre. La solución al problema de agua que padece el principal centro asistencial del sur del estado llegó a través de la Gobernación de Anzoátegui con José Gregorio Wong, presidente de Covinea*.

Explicó que se trata de un equipo Shimge de 7.5 HP (4lts/seg), además de la válvula check y el empalme, que queda instalado hoy mismo para normalizar el suministro de agua en todos los servicios del centro de salud.

Durante las maniobras de instalación de la bomba de fabricación china realizadas en horas del mediodía, estuvo presente el director del hospital, Francisco Zapata, y el jefe de mantenimiento, Julio Vargas. 

Recordó Zapata los inconvenientes generados por la falta de bombeo, que durante varias semanas han tenido que afrontar. Carga de agua en distintos recipientes, insalubridad en salas de baño, suspensión momentánea del quirófano y solicitud permanente de cisternas a las Alcaldías de El Tigre y Guanipa.

También, durante la contingencia se hicieron presentes el señor Willian Díaz, conocido como “El ángel del hospital”, por sus donativos de agua en múltiples ocasiones; así como el aporte de la estatal petrolera, Pdvsa. Ambos están incluidos en el agradecimiento de las autoridades sanitarias.

*Covinea, Corporación de Vialidad e Infraestructura del estado Anzoátegui, quedó encargada de hacer la revisión técnica del equipo reemplazado.

En cuanto a la cava de la morgue, también se realizó este sábado la sustitución del compresor. Explicó Zapata que el martes pasado la caída de una fase quemó la pieza. Luego que los técnicos contratados por la Gobernación hicieron la sustitución, la temperatura del espacio que alberga hasta 5 cuerpos, iba bajando rumbo a los cero ºC.

Enviar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top 10

  Subir