El Tigre

Nueva versión en el caso de apuesta en pelea de gallos: José Antonio Fuentes Gil no tenía deudas con nadie

El señor José Antonio Fuentes Gil de 42 años de edad fue víctima de la ira de unos hombres que reclamaban a su sobrino una deuda por una apuesta de gallos. Su viuda Norelkys Rodríguez, contó una nueva versión de lo ocurrido la tarde del sábado 13 de octubre en la calle Nueva del sector Casco Viejo, en las inmediaciones del Mercado Municipal de El Tigre.

“En ese momento habían muchos comentarios y la gente se preguntaba si era él. Como lo matan a él, creen que él es el de la deuda, pero él no tenía deudas con nadie”.

De acuerdo a la información de Rodríguez, su esposo estaba almorzando en la casa de su abuela tras una jornada de trabajo y escuchó cuando un sobrino le contaba a su papá que había tenido un problema por la confusión en el monto de la apuesta.

Había perdido en una competencia hecha en el sector 25 de Mayo y ya había cancelado una parte del monto. Sin embargo, los ganadores mencionaban que no eran 1.700 soberanos sino 17.000. “El sobrino estaba jugando en 25 de mayo y su gallo perdió. Cuando le está contando a su papá, José Antonio escuchó y llegó la gente violenta”.

En medio del relato del joven conocido como “pámelo”, que no alcanza aún los 30 años de edad, un grupo de hombres llegó en dos camiones a exigir el dinero. El papá del apostador salió a la calle para atenderlos pero su reacción fue más bien de shock.

“José Antonio salió a defender a su tío cuando vio los empujones”, dice Rodríguez quien asegura que a su esposo le disparan porque su actitud fue de molestia al ver el atropello contra su pariente.

Dos hombres desenfundaron cada uno un arma de fuego y le propinaron dos disparos que no lo lastiman pero se cae y se revisa a ver si está herido. Cuando se está levantando, dijo la fuente, los violentos realizaron un tercer disparo y ese fue certero en la cabeza.

La mamá del herido salió detrás del camión con los hombres que ya se disponían a huir del sitio, medio forcejearon con ella los que iban en la parte trasera y terminaron por tumbarla. Casi fue arrollada por las morochas del camión, afirma Norelkys. Dijo además que en el grupo de los agresores había una mujer que le reclamaba al homicida “lo mataste (mamaguevo), por qué lo mataste”.  Lee también: Identifican homicida de comerciante baleado en Casco Viejo.

Esta versión de la señora Norelkys, devela que su esposo no fue el protagonista de la apuesta de gallos, como manejaron fuentes policiales y testigos del suceso. Era un hombre trabajador, comerciante informal que vendía carne, queso y aliños con su tío, y que murió por una injusta circunstancia. Revisa el video desde el sitio de la noticia, con el relato de los hechos con la versión policial, haz clic aquí. 

Enviar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top 10

  Subir