Diarioelvistazo

Algo sin sentido pasó en la oficina

EDITORIAL –


Algunas fuentes afirman que Régulo Boscán es un excelente profesional y amigable. Otras dicen lo contrario. La realidad es que, hay un hecho público y notorio y queremos expresar algunas ideas que consideramos válidas para compartir con el público que nos lee y ha hecho comentarios al respecto. 


1.- Conocemos distintos niveles de violencia verbal y física, desde el Bullying hasta un manoteo cerca de la cara de alguien. En este caso, la violencia fue grave: hubo fractura de mandíbula y la víctima quedó inconsciente. Imagínese por un momento, que esté en su trabajo y cuando abre los ojos, está en una clínica muy adolorido. Eso fue lo que vivió Darwin. #LoQueEs, el hecho en sí.


2.- Si usted cree que es normal decir "Algo le hicieron para que reaccionara así", usted prácticamente avala que cualquier persona se descontrole y ocasione cualquier consecuencia, porque "Algo le hicieron para que reaccionara así". Si todos reaccionáramos de forma descontrolada cada vez que "nos hacen algo", la calle estaría llena de sangre por gente mutilada, tuerta, tropezaríamos con personas desmayadas, más de uno vomitaría viendo vísceras afuera y seguro pensaría "Esta persona hizo algo muy muy malo: mira cómo terminó". Cuando las personas no pueden controlar una molestia y superan la barrera de sus propios límites, se olvidan de sí mismos y en fracciones de segundo hacen algo que incluso puede ser irreparable. #LoQueDebeSer, es salir, respirar 10 veces y pensar buscar alguien que lo ayude. Reconocer que necesita ayuda, no es premio para la sociedad, es una victoria personal que seguro le podrá dar mil 500 millones de satisfacciones que tenga la seguridad, no podrá vivir si sigue como va.


3.- Lo que pudo ser: Empezamos así el tercer punto imaginando que la mamá y el papá de Darwin, recibiera a su hijo de 26 años como todas las tardes después de una jornada típica de trabajo. < (Sonará romántico pero así era la realidad, así tenía que seguir siendo) > Darwin sale de la oficina, escribe por teléfono, al rato abre la puerta, saluda y busca algo de comer. Esto que pudo ser y no fue, es lo que tenía que pasar. Si usted tiene hijos, usted no espera que lo llamen de la Dirección diciendo que por un golpe su hijo está inconsciente. Si usted tiene un primo que trabaja en una oficina donde lo más peligroso puede ser el ventilador, usted no espera que lo llamen porque un compañero le fracturó la mandíbula. Si usted, tiene un hermano que toma las fotos en operativos de la comunidad, usted no espera que lo llamen al celular diciendo que se vaya a la clínica porque algo sin sentido pasó en la oficina. Cuando se justifica que estas cosas ocurran en una oficina, entonces no estaremos ya en una oficina: estaremos en "Callejón La Puñalada".

Detectar alarmas tempranas de conductas violentas o intimidantes, previene que ocurran episodios lamentables. Las autoridades públicas y privadas, están en el deber de prestar suficiente atención a cómo se expresan física y verbalmente sus trabajadores; alguien que se muestra agresivo es una persona que pide un salvavidas y no lo sabe.
 
Artículos relacionados: 
Repudian agresión contra Darwin Hernández: Cámara Municipal de Guanipa fija posición

Pena ajena: Periodista fractura la mandíbula de fotógrafo de Alcaldía de El Tigrito

Enviar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top 10

  Subir